1. inicio
  2. sugerencias
  3. mapa web
  4. ir al buscador
  5. ir al menú principal
  6. ir al contenido actual

Buscador

Buscador General

Temas

Temas


:: Estás en: » Inicio » Actualidad » Noticias » Año 2010 » Enero 2010


La alcaldesa agradece a maestros y padres del Doctor Limón su esfuerzo frente al absentismo

Gotas de solidaridad con el Niger el 25 de junio en la Carrera del Agua

La accidentalidad en glorietas y rotondas desciende el 20% en el último año

Un cuadro de Miguel Prieto en la exposición del arte español en el exilio

Fecha: 12/01/2010

Un cuadro de Miguel Prieto en la exposición del arte español exilio El cuadro 'Mujeres en el mercado' del pintor almodovense Miguel Prieto, de propiedad del Ayuntamiento de Puertollano, forma parte de la exposición colectiva 'Después de la Alambrada', en la Sala Museística Cajasur y el Palacio de la Merced de Córdoba, organizada por la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales (SECC). Universidad de Zaragoza y con la colaboración de Ayuntamiento de Córdoba, Fundación Caja Sur , Fundación Provincial de Artes Plásticas Rafael Botí, Junta de Andalucía y Universidad de Córdoba.

El óleo sobre lienzo de 70x75 centímetros está fechado en 1944 y fue adquirido por el Ayuntamiento de Puertollano en el año 2002. La obra elaborada durante el exilio en Méjico del autor plasma la actividad en un mercado y en un ángulo aparece reflejada la maternidad en un lenguaje muy universal.

Miguel Prieto nació en Almodóvar en 1907 y a los quince años comienza a trabajar en Puertollano, en el taller del escultor de Manuel Santos, artista que realizó numerosos trabajos para las cofradías de la ciudad. Dos años más tarde se traslada a Madrid pasando por la Academia de Bellas Artes de San Fernando y los estudios de Victorio Macho, Julio Prat y Julio Moisés. Desarrolló una intensa actividad como ilustrador y en la escenografía en la Segunda República junto a grandes nombres de la Generación del 27, como García Lorca, Alberti, Emilio Prados, Cernuda, etc. Fue el creador del grupo de guiñol La Tarumba y colaborador de las Misiones Pedagógicas. Durante la Guerra Civil sería colaborador de publicaciones tan emblemáticas como 'El Mono Azul' y pone en marcha la edición de 'El Buque Rojo' y 'Ejército del Rojo'. Tras pasar por campos de concentración franceses se exiliaría definitivamente a Méjico, país en el que continuaría su labor artística como diseñador, ilustrador y pintor hasta su fallecimiento en 1956.

La exposición de Córdoba del arte español en el exilio 1939-1960

Un cuadro de Miguel Prieto en la exposición del arte español exilio La Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales (SECC) y la Universidad de Zaragoza recuerdan el 70 aniversario del comienzo del exilio con la exposición Después de la alambrada. El arte español en el exilio 1939-1960, que analiza por primera vez en profundidad los distintos exilios geográficos, sociológicos, ideológicos y estéticos que desgarraron e impregnaron el arte español del siglo XX. La exposición, producida también por el Ayuntamiento de Córdoba, la Fundación Caja Sur, la Fundación Provincial de Artes Plásticas Rafael Botí. Diputación de Córdoba, el Museo Extremeño e Iberoamericano de Arte Contemporáneo (MEIAC), la Junta de Andalucía, la Universidad de Córdoba y la Universidad de Valencia, reúne casi doscientas piezas de medio centenar de artistas que evidencian la importancia de la cultura artística del exilio y su aportación fecunda a las nuevas tierras de acogida. La muestra, comisariada por Jaime Brihuega, también ahonda en las claves temáticas y formales del imaginario artístico del exilio, así como en los elementos que asociaron o disociaron el arte producido antes y después de la contienda fratricida.

Como el resto de nuestro acontecer histórico y cultural, el arte español del siglo XX quedó violentamente fracturado por el conflicto bélico de 1936 y su fatal desenlace, partiéndose en dos hemisferios cronológicos claramente diferenciados y separados por la guerra civil. Los efectos de tal corte se acrecentaron más aún, si cabe, como consecuencia de la Segunda Guerra Mundial. Con ella se perturbó también el hilo conductor de la cultura artística internacional y se congeló momentáneamente el marco de referencias que había venido presidiendo la modernización de la cultura artística española durante todo el primer tercio de siglo. El aislamiento internacional de la España de la Autarquía terminó de sellar con rigor el muro de esta frontera del tiempo histórico. En medio de tales circunstancias, tras la victoria de los sublevados, muchos españoles fieles a la República se vieron forzados a abandonar el territorio nacional. Entre ellos un buen número de artistas que, por razones políticas o de asfixia cultural, debieron exiliarse y se dispersaron por varios rincones del planeta.

El espacio cronológico que plantea la exposición tiene como límites simétricos los años 1939 y 1960, dos hitos claros en el proceso evolutivo del arte español. La primera fecha marca el final de la guerra civil y el comienzo del exilio mientras que la segunda señala el inicio de modernización que comenzó a manifestar el arte en la España gobernada por Franco. Sobre este segmento histórico se despliega una reflexión estética e ideológica acerca del arte del exilio español en su conjunto, abordando la naturaleza de las transformaciones experimentadas por los lenguajes visuales que los artistas transterrados llevaban como equipaje al abandonar España y ahondando en la tensión que se produjo entre la persistencia (o desvanecimiento) de la memoria del origen y su metamorfosis a partir de la irrupción del nuevo paisaje histórico, cultural y estético que supusieron los nuevos contextos.

La muestra reúne casi doscientas piezas que han sido cedidas para la ocasión por más de 70 colecciones públicas y privadas de dentro y fuera de nuestras fronteras. La restricción en el número de artistas representados obedece a la intención de huir de la minuciosidad erudita por lo que se ha seleccionado al medio centenar de nombres historiográficamente más consolidados. De ellos, se exponen no sólo algunas de las obras que realizaron durante su exilio sino también algunas de las piezas que crearon durante el periodo republicano con el objetivo de dotar al espectador de una mirada activa que le haga reflexionar sobre la mutación de los paradigmas argumentales y estéticos del arte español de los años treinta o, por el contrario, sobre el espejismo de su continuidad.

Entre los artistas más importantes del exilio cuyas obras están presentes en la exposición cabe mencionar a Aurelio Arteta, Antonio Ballester, Manuela Ballester, José Bardasano, Salvador Bartolozzi, Enrique Climent, Roberto Fernández Balbuena, José García Narezo, Elvira Gascón, Ramón Gaya, José Moreno Villa, Josep Renau, Antonio Rodríguez Luna, Miguel Prieto, Arturo Souto, Rafael Alberti, Gregorio Prieto y Remedios Varo, Alberto, entre otros.

Copyright © Ayuntamiento de Puertollano | Aviso legal | Politica de privacidad | Accesibilidad