1. inicio
  2. sugerencias
  3. mapa web
  4. ir al buscador
  5. ir al menú principal
  6. ir al contenido actual

Buscador

Buscador General

Temas

Temas


:: Estás en: » Inicio » Actualidad » Noticias » Año 2010 » Junio 2010


La alcaldesa agradece a maestros y padres del Doctor Limón su esfuerzo frente al absentismo

Gotas de solidaridad con el Niger el 25 de junio en la Carrera del Agua

La accidentalidad en glorietas y rotondas desciende el 20% en el último año

Aún quedan entradas a la venta para asistir al Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro

Fecha: 25/06/2010

Aún quedan entradas a la venta para asistir al Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro Aún quedan entradas a la venta para asistir al Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro en los tres viajes organizados desde el Ayuntamiento de Puertollano para las representaciones de 'El Alcalde de Zalamea', 'El evangelio según San Juan' y 'El Condenado por desconfiado'.

El precio de inscripción es de 19 euros por persona e incluye el viaje y la entrada a cada uno de los espectáculos. La salida se realizará a las 20 horas desde el Edificio Tauro. Los interesados pueden adquirir las entradas en la Oficina de Turismo (Casa de Baños), de martes a domingo.

Viajes programados

Martes, 6 de julio: El Alcalde de Zalamea, de Calderón de la Barca, en versión y dirección de Eduardo Vasco Compañía Nacional de Teatro Clásico (Hospital de San Juan).

Basada, según el propio autor, en hechos reales, esta comedia aparece publicada por primera vez como El garrote más bien dado, en el volumen titulado El mejor de los mejores libros que ha salido de comedias nuevas editado en Alcalá, en 1651. Pertenece a una tradición de extraordinaria fuerza en nuestro teatro clásico: la de los dramas de abuso de poder, entre los que podríamos incluir Fuenteovejuna, Del rey abajo, ninguno, Peribañez y el Comendador de Ocaña o El mejor alcalde, el rey, que narran historias basadas en la fuerte tensión social existente entre nobles y villanos. Cuentan cómo un cortesano, a menudo un militar, irrumpe en la calma idílica del campo y atropella el honor del villano, que se ve obligado a tomarse la justicia por su mano, y cómo el rey, prudentemente, aprueba el castigo ejecutado.

Concretamente, en el drama que nos ocupa, se rentabiliza desde el punto de vista dramático un problema real: los tremendos desmanes que la soldadesca provoca impunemente sobre los ciudadanos y la obligación, para los habitantes de los pueblos y aldeas que se encuentran en el camino del ejército, de alojar a los soldados en sus casas.

Aún quedan entradas a la venta para asistir al Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro Llevada dos veces a escena por la CNTC, en 1988 dirigida por José Luis Alonso y en 2000 con puesta en escena de Sergi Belbel y en coproducción con el Teatre Nacional de Catalunya, El alcalde de Zalamea es una de las obras más representadas y conocidas de nuestro teatro áureo.

Domingo, 11 de julio: El Evangelio Según San Juan, por la compañía El Brujo, (Antigua Universidad Renacentista)

'El Evangelio de San Juan' es el título del espectáculo que cierra una trilogía compuesta junto con 'San Francisco, juglar de Dios' y 'Los misterios del Quijote'. Los tres espectáculos se basan sobre antiguas técnicas de transmisión y narración oral. El humor es una nota dominante en ellos. Versan sobre temas que han dejado una fuerte huella sobre la memoria y la imaginación colectiva.

Se nutren por igual de la ‘tradición de la palabra’, por decirlo así, insisten de forma especial en la fuerza viva de la palabra hablada frente a la tradición de la palabra escrita y su ascendente en el teatro. Así mismo, la confrontación (y a veces la interconexión o incluso la síntesis) de estas dos tradiciones y el reflejo de sus contenidos en la imaginación popular, (en la forma de cuentos, leyendas y otros temas objeto del arte de los antiguos juglares) es también un factor común a ellos. El estudio de la obra de Dario Fo, teórica y práctica –especialmente la puesta en escena de 'San Francisco, juglar de Dios'- ha ejercido una influencia decisiva y muy visible en el desarrollo de estos trabajos y en su visión conjunta como trilogía.

'El Evangelio de San Juan' la cierra y la completa con un tema fascinante, que hunde sus raíces en las más antiguas tradiciones orales del Mediterráneo. Este espectáculo se inscribe en el ámbito propio de la juglaría, con el humor, la vitalidad y el ritmo propios de la comedia, pero al mismo tiempo, como en 'San Francisco, juglar de Dios', con una fuerte carga poética, en este caso ineludible, por el lenguaje propio del texto y la ternura y simbolismo de alguna de sus situaciones.

Domingo, 21 de julio: 'El Condenado por desconfiado' de Tirso de Molina (versión Yolanda Tallin), bajo la dirección de Carlos Aladro, Compañía Nacional de Teatro Clásico. (Hospital de San Juan)

El condenado por desconfiado es seguramente una de las obras cumbre del teatro clásico español, como no pocas autoridades duchas en la materia reivindican. Si además aceptamos como válida la autoría de Tirso, se trata de su mayor creación dentro de lo que podemos denominar sus dramas. Y es así por muchas razones en las que no tengo el tiempo ni el espacio para entrar, pero sí para apuntar que hemos consultado y contrastado las fuentes mejor informadas en el ánimo de poder penetrar en el misterio de una obra que trata de abordar lo infinito y convertirlo en materia escénica.

A nosotros, que nos apasionamos por dar a los textos antiguos renovado aliento sobre las tablas, esas razones nos llenan de temor y de dudas. Lo que nos interesa y fascina de un texto como éste es la genialidad de un teólogo metido a autor de teatro en la España del siglo XVII, que decide escribir una 'comedia', digamos al uso y gusto del público, pero tratando y centrando su temática en material propio de un púlpito, o si se prefiere de un diván. ¿Estamos hablando de salvación, estamos hablando de caridad? De todo ello y de muchas cosas más.

Parece increíble cómo Tirso, o el alma genial que empuña la pluma, mezcla sin reparos realidad y ficción, sin atenerse aparentemente a ninguna lógica -como el mejor Shakespeare- y nos coloca en el lugar del cuento moral, de la prueba divina. Una curiosa psicomaquia en la que parece que todo ocurriera en la mente errática y trastornada de Paulo, un ser que dice ser ermitaño pero que envenenado de soberbia y negando a Dios, está dispuesto a acabar con todo en nombre de la misericordia divina. ¿A qué nos suena eso? ¿A Dios rogando y con el mazo dando? ¿Morir por Dios? ¿Matar por Dios?

Copyright © Ayuntamiento de Puertollano | Aviso legal | Politica de privacidad | Accesibilidad